Thomas Wing-Evans, diseñador y arquitecto con sede en Sydney, ha colaborado con DX Lab para crear ‘80Hz’, un pabellón de sonido envolvente para la Biblioteca Estatal de Nueva Gales del Sur en la capital de Australia.

pabellón de sonido
Fotos: Thomas Wing-Evans

Dentro del pabellón de guijarros negros, un programa desarrollado con Sonar Sound toma pinturas de la colección de la biblioteca y las convierte en música. Las pinturas se escanearon, sus elementos formales (color, tono, complejidad y caras), junto con la información sobre su creación, fecha, ubicación y tema, se analizaron, se asignaron valores y luego se emitieron como sonido.

Para Wing-Evans, “la digitalización de datos no necesariamente lo hace más accesible. A medida que la información se hace más abundante, explorarla se vuelve cada vez más compleja“.

El proyecto explora esta complejidad: “80Hz se basa en los conceptos de sonificación de datos que se utilizan comúnmente en los campos de la astronomía y la oceanografía para comprender los datos“, explica Wing-Evans. “Sin embargo, 80Hz reenfoca los procesos de la ciencia de datos en una obra de arte para explorar sus datos visibles e invisibles“.

sonido

Dentro de la estructura, una columna central iluminada muestra una selección de pinturas en un carrete, donde se invita a los visitantes a seleccionar una imagen y escuchar su paisaje sonoro.

sonido

El audio multicanal se ha integrado en toda la estructura, creando una experiencia inmersiva cuando se reproduce el sonido. La carcasa anodizada de la estructura y su forma única le dan al espacio una acústica única: los paisajes sonoros no se reproducen, sino que retumban dentro del pabellón.

sonido

Más allá de sus cualidades acústicas, mi intención era crear una estructura que proporcione refugio y permitir a los visitantes sentirse arraigados en la ciudad y los elementos naturales. Las aberturas a la altura de los ojos permiten que los transeúntes miren hacia adentro y los visitantes vean, lo cual fue clave para hacer que el espacio sea acogedor“, explica Wing-Evans.

Por la noche, la iluminación reactiva con el audio vibra a través del revestimiento, atrayendo a los visitantes a experimentar la colección de pintura de la Biblioteca Estatal de una forma completamente nueva.

¡Simplemente fantástico!


Te puede interesar también > Modular+, una casa de té hecha de 2.000 piezas de madera

# # # #

July 4, 2019

Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.