Situado en una antigua y reapropiada base militar soviética, el Museo Nacional de Estonia rinde homenaje al doloroso pasado del país, a la historia cultural y al renacimiento del orgullo nacional.

Estonia

Estonia, país ocupado por la Unión Soviética y el Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial, sufrió
mucho durante el siglo pasado, incluidas pérdidas de alrededor del 25% de la población.

Habiendo recuperado la independencia del gobierno soviético en 1991, la historia del país aún define su identidad.

Su difícil historia se cuenta en el Museo Nacional, ubicado en la ciudad de Tartu. El estudio DGT (Dorell Ghotmeh Tane) Architects, que ganó la licitación para diseñar el edificio del museo, comenzaron sus labores cambiando la ubicación inicial del sitio.

Estonia

La elección de una antigua base soviética, un testigo físico de la difícil historia del país, tiene un significado simbólico.

Lo que solía ser una base para quienes ocupaban Estonia, hoy en día alberga una institución que celebra el patrimonio cultural único del país, ofreciendo un espacio distintivo para reuniones públicas, presentaciones y actividades de aprendizaje.

Estonia

Un trabajo arquitectónico muy interesante. Aquí puedes entrar a la página de Facebook de DGT Architects

Estonia

Te puede gustar > Fuksas construye impresionante teatro en Georgia

# # #

May 20, 2019

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.