El estudio de arquitectura noruego Snøhetta ha completado la Charles Library en la Universidad de Temple en Filadelfia, que abrirá para los estudiantes al comienzo del semestre de otoño de 2019.

Dentro de su contexto urbano-dinámico, el diseño de Snøhetta, desarrollado en colaboración con Stantec, reinterpreta la tipología tradicional de la biblioteca de investigación como depósito de libros, integrando el edificio con una diversidad de espacios de aprendizaje colaborativo y social.

Charles Library

La nueva biblioteca ofrece más del doble de espacios de estudio que su predecesora de la década de 1960, la Biblioteca Paley. Esta tiene 20.438 m2 y se anticipan más de cinco millones de visitantes anuales.

Al unir una gran cantidad de recursos académicos, disciplinas y tecnología de punta bajo un mismo techo, Charles Library proporciona experiencias de aprendizaje equitativas para sus estudiantes, su facultad y la comunidad circundante.

Charles Library

El paisaje a su alrededor, con plazas que se inclinan hasta las entradas de la biblioteca, no solo invitan a las personas, sino que también brindan espacio para aulas al aire libre y reuniones informales. La base sólida del edificio está revestida de secciones verticales de granito dividido, haciendo referencia a los materiales del contexto del campus circundante.

Grandes entradas arqueadas de madera cortadas anuncian un acogedor punto de entrada. Las extensiones de vidrio crean la máxima transparencia en las tres entradas principales.

Charles Library

La estructura de tres niveles almacena 1,5 millones de volúmenes con una capacidad de casi 2 millones. Al reducir drásticamente el espacio requerido para el almacenamiento de libros y ampliar el acceso a la colección de la biblioteca, se obtiene un mayor espacio para el aprendizaje colaborativo, recursos académicos y espacio de estudio individual.

Más de 40 salas de reuniones y espacios de estudio, intercalados en todo el edificio, están disponibles para su reserva.

Charles Library

“Charles Library abarca las necesidades de los estudiantes contemporáneos y los modelos de aprendizaje en evolución. Al mejorar la conectividad visual y física con los recursos académicos y fomentar el aprendizaje a través de la interacción social, el diseño inspira a los estudiantes a involucrarse más directamente con la actividad de la biblioteca, dijo Snøhetta.

Un trabajo no solo interesante, sino moderno, que visualiza una nueva forma de interacción para los espacios de estudios de las universidades. ¿Qué opinas?


Te puede interesar > Burolandschap construyó ciclo circular entre árboles en Bélgica

# # # # #

October 1, 2019

Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.