En las colinas del Parque Nacional Dovrefjell-Sunndalsfjella, la firma de arquitectura noruega Snøhetta ha diseñado un pabellón cuyo exterior oxidado sobresale de las montañas Dovrefjell.

Noruega

Desde la ciudad de Hjerkinn, una ruta de senderismo de 1,5 kilómetros a través del parque nacional, concluye a 1.200 metros sobre el nivel del mar en el “Mirador Snøhetta“.

El trabajo, encargado por la Fundación Noruega de Renos Silvestres, el edificio de 90 metros cuadrados está abierto al público, y sirve como un pabellón para la observación de la pequeña población restante de renos salvajes, junto con lobos, bueyes, águilas reales y zorros árticos.

Aprovechando la magia de este lugar, cuyo paisaje es tan antiguo que algunas de las plantas endémicas se remontan a antes de la era del Hielo, Snøhetta ha creado un espacio de calidez y confort, donde los visitantes pueden presenciar la majestuosidad del parque nacional y sus animales.

Noruega

El pabellón en sí luce relativamente simple, el prisma rectangular fue construido con un marco de acero y su exterior está revestido con láminas de metal oxidadas.

El lado orientado hacia el sureste cuenta con ventanas de piso a techo que tuvieron que ser reemplazadas y reforzadas con aletas de acero después de la construcción, luego de que bueyes destruyeran el primer intento de diseño, al atacar sus propios reflejos.

Noruega

En el interior, el espacio presenta una forma orgánica y ondulada tallada en bloques de madera de pino que se instalaron juntos y luego se les dio forma, para que parecieran como si los elementos los hubieran erosionado suavemente a lo largo del tiempo, y sirvieran como asientos para aquellos que utilizan el espacio.

Un diseño único en una zona fantástica.

Aquí puedes conocer más sobre el siempre visionario estudio de arquitectura Snøhetta.


Te puede interesar > Alex Chinneck y el edificio desgarrado por cremalleras

# # # #

May 24, 2019

Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.