Ladrillos y concreto en una fascinante clínica veterinaria en Montreal

veterinaria Montreal

Los acabados industriales “resistentes al desgaste de los animales” se utilizan en esta clínica veterinaria, que ocupa los pisos de la planta baja y sótano de un edificio extendido en Montreal.

Fotografías: Adrien Williams

Thomas Balaban Architect (TBA) completó la renovación y ampliación de un estudio fotográfico de dos pisos, convirtiéndolo en una estructura de cuatro pisos que alberga cuatro apartamentos y el Hôpital Vétérinaire du Parc.

La clínica veterinaria, que atiende a los animales del vecindario Mile End de la ciudad canadiense, posee instalaciones de tratamiento de última generación y una sala de emergencia.

Su interior combina ladrillos expuestos y superficies de concreto con muebles y equipo mínimos, lo que resulta en una estética menos típica para una práctica médica.

Los materiales resistentes fueron elegidos por su practicidad y conexión a la arquitectura circundante, de acuerdo con TBA.

Los cimientos de piedra, el revestimiento de hormigón y el revestimiento cerámico protegen la parte inferior de las paredes que deben ser resistentes al desgaste de los animales“, se lee en la descripción del proyecto del estudio local.

En el área de recepción, los pacientes y sus dueños son recibidos en un mostrador escultural de color turquesa. 

Un gran agujero rectangular en el medio del piso está equipado con un panel de vidrio, que permite la luz en el espacio del sótano y vistas desde abajo.

El sótano alberga áreas para el aseo, tratamientos y cirugía, así como espacios para mantener a los animales durante la noche. Los dos niveles están conectados por escaleras en cada extremo del plano largo y estrecho.

El resto del edificio, construido con un marco de acero detrás y encima del estudio original, tiene cuatro unidades residenciales en tres pisos. Dos apartamentos distribuidos en el nivel directamente encima de la clínica veterinaria, y otro par se dividen en los dos pisos superiores.

Un patio en el medio divide las residencias verticalmente, proporcionando espacio de circulación, y más luz y ventilación para los planos profundos.

El exterior del edificio “restringido y monocromático” está revestido con piedra caliza local, con marcos de ventanas y puertas de aluminio.

Un fascinante trabajo de diseño y arquitectura. Una verdadera obra de arte para  la atención de mascotas. ¿Te gustó? 👍

Con info de Dezeen


Te puede gustar también
El crematorio belga diseñado por KAAN Architecten

La cabaña Crownhill: atemporalidad y minimalismo

Crownhill

Situada en una montaña en Eastern Townships, Canadá, la cabaña Crownhill se basa en su concepto de atemporalidad y minimalismo. Por su forma angular, el proyecto pretende subrayar la belleza del paisaje circundante.

El proyecto Crownhill aprovecha la capa rocosa para anclar sus cimientos de hormigón en bruto, sobre los cuales descansan dos volúmenes que avanzan hacia las copas de los árboles.

El primer módulo contiene las áreas de estar, mientras que el segundo tiene dos dormitorios. Al acompañar la pendiente natural del suelo, sus techos inclinados refuerzan la sensación de deslizamiento sobre el acantilado.

La entrada forma un espacio intermedio entre los módulos que están orientados de manera diferente entre sí.

Los techos sobresalientes en la fachada sur enfatizan la vista y limitan la ganancia solar durante la temporada de calor. En el lateral, una plataforma de madera ubicada en la continuación de la cocina está orientada al oeste hacia la puesta del sol.

El uso de madera quemada en las fachadas y las tablas de hemlock pretejidas de Crownhill dan como resultado una paleta natural que luce como un envoltorio en su exterior.

En el interior, la vista panorámica se convierte en el punto focal de los espacios de vida y del dormitorio principal. En el suelo, la cerámica con acabado de hormigón une todos los espacios y recuerda el acabado natural de los cimientos.

Al adentrarse en el paisaje, el proyecto considera la cabina como un espacio mínimo y contemplativo, invitando a la tranquilidad.

Un trabajo estético estupendo, ¿qué opinas?

 

Con imágenes e info de Dwell


Te puede gustar: La primera ‘casa al revés’ de Gran Bretaña

Snøhetta, Dialog y la nueva biblioteca de Calgary

Snøhetta Calgary

La nueva biblioteca central de Calgary por Snøhetta y Dialog apunta a recibir más del doble de visitantes anuales en lo que cuenta como uno de los sistemas de bibliotecas más grandes de América del Norte, donde más de la mitad de los residentes de la ciudad son titulares activos de tarjetas.

Todas las imágenes por Michael Grimm

Una expansión de la estructura original construida en 1988, el edificio de 22.297 metros cuadrados ahora es 2/3 más grande que el original, y encierra una línea de tren ligero en forma de media luna completamente operativa que ya era parte del lugar.

Situado entre el centro y el pueblo, el nuevo edificio de Snøhetta y Dialog, junto con la plaza que lo rodea, restablecen las conexiones visuales y peatonales entre los vecindarios anteriormente divididos. La entrada principal de la biblioteca ha sido levantada para acomodar la línea de ferrocarril, mientras que las pendientes suavemente escalonadas se elevan por delante y hacia el corazón de la estructura, con varios anfiteatros anidados que proporcionan lugares para que las personas se sienten.

El edificio entero está envuelto en una fachada dinámica, con triple acristalamiento, compuesta por un patrón modular hexagonal cuya materialidad de panel varía para incluir el vidrio desmenuzado y el aluminio iridiscente ocasional.

Snøhetta y Dialog han combinado la madera con el concreto en bruto, sin terminar, con la intención de dar a las personas la sensación de que la biblioteca puede interactuar con lo que deseen, en lugar de un depósito de libros de Calgary.

En el nivel de la calle, una serie de salas de usos múltiples se alinean en el perímetro del edificio, mientras que las actividades públicas más animadas se ubican en los pisos inferiores, y pasan gradualmente a áreas de estudio más tranquilas en los niveles superiores antes de terminar en “la gran sala de lectura, concebida como un joyero escondido dentro de la biblioteca.

El punto más septentrional de la biblioteca marca otro espacio especial, “la sala de estar“, que da a la línea del tren y al punto de encuentro de los dos barrios. Un trabajo fascinante:

Con información de DesignBoom


Te puede interesar > Una pequeña granja, grande en distribución espacial